El mejor cuidado para nuestras paredes de musgo no es un cuidado. ¡Por favor, no irrigar la pared de musgo! Podrían dañar la preparación única, lo que garantiza una durabilidad a largo plazo de las paredes de musgo. Gracias a la preparación, la pared de musgo sigue siendo no sólo de aspecto fresco, sino también antiestático (protege contra la infestación de polvo) e inmune a cualquier habitante natural que no sea bienvenido en el interior.